+1 786 991 9330 | +34 913 440 399 [email protected]

San Sebastián tiene todo para ser un paraíso en el norte de España: playa, montaña y su impresionante cultura gastronómica son solo algunos de los regalos que nos ofrece la capital donostiarra. Dentro de este edén tenemos además la suerte de encontrar el perfecto refugio para una escapada de lujo que podría resumirse en excelencia, innovación y vanguardia, los tres términos que definen el estilo de Akelarre.

En 1970 nació su mundialmente reconocido restaurante en las faldas del monte Igueldo, a tan solo 10 minutos del centro de la ciudad, y desde el 2006 luce tres estrellas Michelín bajo el mando de Pedro Subijana. La máxima expresión de la cocina vasca y el nuevo estilo vanguardista se fusionan en sus platos y hacen que lo consideremos un must en la visita a San Sebastián. Dentro de su carta, los clásicos de Akelarre permiten conocer los platos más típicos de su cocina, mientras que con las propuestas Aranori y Bekarki disfrutamos de sus recetas más recientes.

El afán de superación del chef lo invitó a ampliar el proyecto, dando lugar al nacimiento del hotel con el mismo nombre en el año 2017. De este modo, Subijana crea una experiencia completa en la que el objetivo siempre es la total satisfacción del cliente.

El hotel cuenta con 22 habitaciones en tres categorías: doble vista mar, deluxe vista mar y suite Akelarre. Sus dos suites, además de todas las comodidades que ofrecen las otras categorías, cuentan con una pequeña piscina climatizada con vistas al mar. Nos encontramos en el entorno perfecto para desconectar del mundo y tomar un pequeño respiro.

Pedro Subijana termina la materialización de su sueño con un espacio dedicado al confort y relajación. Sus 800 metros cuadrados de spa, con tres cabinas de tratamientos, sauna, baño de vapor y piscina climatizada, miman nuestro cuerpo y nuestra mente en una localización privilegiada con vistas al mar. El circuito finaliza en una zona de relax en la que se puede disfrutar de un té en una de las tumbonas enfrente del Cantábrico. Si eres de los que desconecta con una buena sesión de ejercicio, Akelarre pone también a tu disposición un gimnasio con máquinas de última generación abierto las 24 horas.

Ha llegado el momento de que vivas la experiencia Akelarre. Gozatu bidaia!

Día Libre Viajes